Mi foto
Dos tipos de visitas a la bodega: VISITA SIN CONCERTAR, solo tienes que llamarnos al 608843376 o al 977828215, es visita gratuita, que incluye visita comentada a la bodega y cata de cuatro vinos. ----- Si además quereis visitar las viñas, tenemos una segunda opción de visita, con visita al viñedo histórico de la familia, visita a la bodega, cata de cuatro vinos y pica pica de pan con embutidos y quesos (Obsequio promocional de la bodega para acompañar los vinos)- esta segunda opción de visita vale 8 euros persona.

domingo, 1 de febrero de 2009

Hoy HABLARE DEL SEÑOR BERNARDINO

ESTA ES UNA DE MIS FOTOS PREFERIDAS.
Un momento cualquiera, de una mañana cualquiera de vendimia, es de hace dos años.
Tres generaciones reunidas para un simple desayuno, entre vendimia.
Hay momentos de felicidad impagables, momento tan cogidos al vuelo, tan instantaneos como esta foto. Momentos impagables. No se prepara uno para vivirlos. Y a veces ni se recuerdan.
Por eso la fotografía empieza a ser otra de mis pasiones, a medida que me hago mayor. Ese instante, ese segundo de placer, de gloria, de amor, de felicidad...
DON BERNARDINO es el señor del fondo, sentado y comiéndose su racimo de uva bñanca moscatel. Su rostro curtido por tantos años en el campo. Empezó a trabajar antes de los diez años...mala época esa en que él nació, en la Andalucía más profunda. En un cortijo Granadino perdido entre montañas. La madre de Don Bernardino, la abuela de Paco, la bisabuela de mis hijos, está viva aún, en una residencia catalana, viejita y sin enterarse ya, a Dios gracias, de nada...porque en en dos años ha perdido dos hijos, dos hermanos de Don Bernardino.
Don Bernardino está ccerca de los 75, no es mayor...aunque todo el mundo apunta lo mismo "está muy trabajado". Siempre ha sido un hombre enjuto, muy delgado, todo músculo y nervio, no tiene un gramo de grasa, ahora menos.
No hay hombre más trabajador en la faz de la tierra, sus hijos se parecen a él mucho. El día de los vientos fuertes su hijo tuvo que ir a rescatarlo a la finca, porque había marchado a podar y no quería volver, su mujer, mi suegra, estaba desesperada y mi marido se fué a "raptarlo".
Este jueves se fué a podar como siempre, anda sus buenos dos km montaña arriba, pq Don Bernardino nunca ha llevado medio de transporte ni tiene carnet alguno. Dos de ida y dos de vuelta. Hace meses que está achuchadillo, nos lleva de cabeza, pero él no para, nadie lo hace parar aunque todos andamos preocupados con su afán de continuar trabajando en su viña como si tuviera 20 años. Y este jueves anda podando hasta que se va la luz y vuelve casi a oscuras a su casa andando, casi no consigue llegar, porque el dolor es superior a sus fuerzas. Solo llegar mi marido tuvo que llevárselo urgentemente al hospital, donde entró sin miramientos en el quirofano.
Anda algo justito, lo decimos así, en los pueblos, cuando la gente mayor está apuradilla.
Bien, esperemos que se reponga pronto. Porque nadie es perfecto, pero estos viejos viticultores, son la sangre de las viejas fincas. Mi suegro tiene una de las mejores fincas, pequeña, del Priorat. Una maravilla. No me extraña, mi suegro no se si SUSURRARA A SUS VIÑAS, la verdad es que no hay persona más callada. La enfermera dice que nunca había visto un hombre más silencioso, y que se quejara menos. Seguro que no les susurra a las viñas, pero seguro que la naturaleza que es sabia, sabe cuánto las ama.

5 comentarios:

Beatriz y Cesar dijo...

espero se reponga pronto!!!!
un beso dominic....

Dominic: "la bruja del vino" dijo...

Eso espero yo tb.
La verdad es que la fotografía es un gran elemento para perpetuar esos momentos de felicidad efímera. Son momentos que nos escogen a nosotros, no nosotros a ellos.
La cámara que tengo ahora es muy sencilla, mañana voy a comprarme otra que no me de tantos problemas. Me gustaría si tengo tiempo, pasearme por las fincas ahora que van a plantar e ir poniendo momentos de ese trabajo, va a ser un "bonito trabajo duro", que digo yo.
Mi suegro siempre nos ha ayudado mucho, aunque ya este último año no pudo vendimiar.
La verdad es que son gente trabajadora, muy trabajadora, y que saben como nadie de viña. Don Bernardino hace más de 40 años que tiene viñas propias, y toda la vida ha trabajado en viñedos de la zona, los conoce casi todos. Podría escribir el mejor de los tratados. Pena que van desapareciendo estos viejos viticultores.

AMIGAS Gastronómicas dijo...

Buenas noches corazón, espero que tan sólo haya sido un susto y que la operación sea una ayuda para Don Bernardino. La naturaleza es sabia y él ha aprendido a conocerla, malas épocas las tenemos todos: la uva, la tierra, los brotes ... rachas de viento que espero que no os hayan afectado, bajas temperaturas, .... todo en la naturaleza tiene su ritmo. Don Bernardino es fuerte como una cepa, estoy segura de que saldrá y en Primavera lo tendréis susurrando a los campos y en su habitual rutina. Son personas de pura raza, como los suelo nombrar yo, son supervivientes. Sólo hay que darles tiempo y mantener su espíritu siempre vivo aunque no esté presente

AMIGAS Gastronómicas dijo...

Buenas noches corazón, espero que tan sólo haya sido un susto y que la operación sea una ayuda para Don Bernardino. La naturaleza es sabia y él ha aprendido a conocerla, malas épocas las tenemos todos: la uva, la tierra, los brotes ... rachas de viento que espero que no os hayan afectado, bajas temperaturas, .... todo en la naturaleza tiene su ritmo. Don Bernardino es fuerte como una cepa, estoy segura de que saldrá y en Primavera lo tendréis susurrando a los campos y en su habitual rutina. Son personas de pura raza, como los suelo nombrar yo, son supervivientes. Sólo hay que darles tiempo y mantener su espíritu siempre vivo. Si necesitas ayuda, aquí estoy. Un abrazo, nos vemos dentro de poco.

Dominic: "la bruja del vino" dijo...

Mi suegro es un hombre adusto. Paco ha sacado las cualidades de su padre y además es más sociable, más tierno, más alegre.
Me recuerdan un poco, toda esta saga, en especial Paco, que para mi es el que más se parece a su padre, el Robert Redford de "El hombre que susurraba a los caballos", bueno, yo creo que es un papelazo, y cuando la vi, pensé inmediatamente en mi marido. Esa faceta de ternura llena de terquedad, nervio disfrazada de parsimonia...tozudes cariñosa. Vamos, cuando he dicho que mi suegro no susurraba a sus viñas, lo he dicho pensando que hay muchas maneras de susurrarle a un viñedo. Yo he visto a Paco, mi marido, hacer en el viñedo, lo mismo que Robert Redford a ese caballo enfermo y accidentado.

1.colores de la viña

1.colores de la viña

2.colores del a viña

2.colores del a viña

3.colores de la viña

3.colores de la viña

4.colores de la viña

4.colores de la viña

5.colores de la viña

5.colores de la viña

colores espectaculares

colores espectaculares

color del otoño

color del otoño