Mi foto
Dos tipos de visitas a la bodega: VISITA SIN CONCERTAR, solo tienes que llamarnos al 608843376 o al 977828215, es visita gratuita, que incluye visita comentada a la bodega y cata de cuatro vinos. ----- Si además quereis visitar las viñas, tenemos una segunda opción de visita, con visita al viñedo histórico de la familia, visita a la bodega, cata de cuatro vinos y pica pica de pan con embutidos y quesos (Obsequio promocional de la bodega para acompañar los vinos)- esta segunda opción de visita vale 8 euros persona.

viernes, 23 de enero de 2009

AMAR LA TIERRA ES DURO

Amar la tierra es duro!!!
Nosotros aprendimos a amar la tierra porque venimos de ella, mi marido dice que es como una droga, que es peor que el tabaco, o el café, porque te acostumbras incluso a pisarla. Uno se acostumbra a pisar tierra, a caminar por ella, a OLERLA, si, ese olor característico de cada terroir, de cada pueblo, de cada paisaje.
Uno se acostumbra a respirar esa parcela de "libertad", hablando de libertad. El agricultor, el viticultor en este caso, es un ser bastante libre. Atado solo a las circuntancias del cielo, a esa cosa que se llama tiempo, lluvias, vientos, tempestades, sol, calor, temperatura, añadas...
Cuando veo la piel requemada de las manos de mi marido, y esas durezas en sus manos, creo que le envidio. Y la verdad es que está enamorado de su trabajo, se angustia cuando no puede levantarse una mañana para ir a su finca, se enfada con las circunstancias si no puede golpear con las botas el suelo de su finca. Yo me divierto a veces cuando le veo esa expresión malcarada, en esos momentos cuando le digo:
-Mañana hemos de ir...o resulta que la semana que viene viene...o mira, he pensado en ir de vacaciones!!!
Y entonces le ves esa mueca característica, a mi marido no le gustan las vacaiones, ni los viajes, ni las salidas, ni ir de compras, ni ir a ningún sitio...lo hace obligado por las circunstancias, pero si lo enchufaras a una máquina de la verdad, solo sacarías una cosa: su vida es la tierra, la finca, no estaría en ninguna otra parte, no haría otra cosa que recorrer sus viñas, no necesita otra compañía que sus cepas...ama su trabajo, se angustia si ago se le escapa de las manos, tanto en la finca como en la bodega, ves que empieza a tener migrañas, aunque no se queja unca de su salud. Yo he visto a mi marido con 40 de fiebre levantarse para ir a podar, o para ir a trasvasar vino a la bodega, cuando tiene una obligación no hay fiebre que lo pare. Eso es amor, ama su trabajo, pero es que ama su finca, y lucha por poder vivir de ella, no entiende su vida metido en una fábrica, oficina u otro lugar. Mi marido es hijo de la tierra, lucha por la tierra y ama la tierra, forma parte del paisaje. Forma parte de esa legión de viticultores -agricultores - que genéticamente deben llevar algún tipo de memoria celular que los liga al terruño, a la piedra y a la vida que en ella se transforma.
A veces, me dice: espero que ésto de la crisis - esta que aún no nos afecta mucho, y que me da mucha pena que afecte o acabe afectando a todo el mundo - no nos acabe afectando.

Y lo dice con una tristeza infinita en los ojos, esos ojos de por si lánguidos que tiene mi marido, oscuros y verdi aceitunados, se que está pensando: Dios quiera que nunca tenga que abandonar mi tierra!!!, se que no hay nada que tema más en el mundo que dejar sus viñas!!!, creo que quiere más a su finca que a su esposa, no lo aceptará nunca. Pero es así, OJO!!!, y yo si que lo acepto!!!, no me importa ser su segundo amor, tampoco me importa demasiado, se que ese primer amor bien vale lo que siente, es el legado de nuestros abuelos, de todos los seres que antes que nosostros pasaron por este mundo y cuya memoria debemos recordar y preservar.

2 comentarios:

Beatriz y Cesar dijo...

entiendo a tu marido dominic...yo soy feliz entre viñedos y en una bodega saco chispas...y ahora que estoy parada...la verdad que hay dias que lloro de triteza...porque me parece qu eme falta la mitad de mi...mi vida es la enologia y no se ...lo he pasado muy mal en este mundo pero a su vez me gratifica tanto estar rodeada de vino, de viñas...em cambia l acara cuando me dedico a ello...por eso cree mi blog para intentar llenar un vacio que me esat consumiendo...hay gente que no lo entiende y se rie de mi...mi pareja por ejemplo no entiende qu eme dedique con todo mi alma a este mundo pero creo ya se esta acostumbrando...despues d e7 años...ya va entendiendo..
dominic eres afortunada...me das envidia sana...no te imaginas lo que echo de menos y lo que llego a llorar por no trabajar en una bodega!!!!!!
espero con todas mis fuerzas este año colocarme ya d euan vez en algun sitio qu ese me valore!!!!!!!!!1
un besazo desde el prat de llobregat!!!

Dominic: "la bruja del vino" dijo...

No quiero ni quisiera dar envidia a nadie Beatriz, no sirvo para eso.
Mira, aveces pienso que tal como está montado ésto del vino hoy en día, los bodegueros están obligados a ser carismáticos, protagonistas, casi a ser personajes públicos, no se, al estilo Alvaro Palcios, etc. Bien, un bodeguero, es solo un industrial, un obrero, un empresario si me apuras, todo lo demás es parafernalia.
Yo soy una persona muy normalita, que lleva una vida normalita, con una familia normalita. No me gusta demasiado la vida parafernálica, bueno, no me gusta nada de nada, y cada vez menos, soy muy simplona, me gusta viajar, pero si me dejaran, me haría una casita en mi fina, cuatro gallinas, un cerdo, un vestido de esos viejotes, y a vivir.
Vamos, que cada vez me gusta más la vida sencilla, y añoro cada vez más el sabor de la tierra.
Ojalá pronto, dice mi marido, nuestros hijos cojan las riendas- AY!!!, qué no falta tiempo ni nada - porque mi marido lo que quiere es pisar tierra.
Cuando veraneamos en Burgos un mes, o 20 días, cada verano, paseamos una media de 6-10 km cada día, pero lo que él quiere es campo, suelo, aire, cada vez me cuesta más llevarlo a los sitios, y creo que en el fondo, cada vez me cuesta más a mi.
Mira, tengo 43 años, y aún disfruto como una cria llegando a la finca sentándome en eel suelo, al calor del sol, tocando el suelo ensimismada, sabes???, cuando empiezan esos primeros soles de primavera en cielos despejados, y la vida renace. Sentarse en el suelo, incluso tumbarse en las piedras y dejarse acariciar por el sol, mientras ves los nuevos brotes en el viñedo...

1.colores de la viña

1.colores de la viña

2.colores del a viña

2.colores del a viña

3.colores de la viña

3.colores de la viña

4.colores de la viña

4.colores de la viña

5.colores de la viña

5.colores de la viña

colores espectaculares

colores espectaculares

color del otoño

color del otoño